El dinero y el medio de pago es un aspecto fundamental de viaje. Una vez nada más subir a un avión con destino a Bangkok se me cayó la cartera con todas las tarjetas dentro.

Un pasajero que viajaba a mi lado me llamó la atención y me comento que se me había caído la cartera al suelo.

No quiero ni imaginar la que hubiera liado si, nada más empezar el viaje pierdo todas las tarjetas. Vamos me tienen que deportar.

Es cuando me di cuenta que no se puede llevar todas las tarjetas en la misma cartera. La solución la encontré con el amigo que viajaba, en ese momento metió su mano en el bolsillo sacó su cartera y me dio un par de tarjetas suyas. Me dijo. "Cámbiame dos". Y así hice, si uno pierde la cartera o se la roban, el otro le queda la mitad de los recursos.

Creo que fue una magnifica idea y repartes el riesgo con tu compañero, si viajas sólo puedes repartir tus tarjetas en tu equipaje de mano. Ojo no lo hagas en la maleta facturada, esto ni se te ocurra ya que las tarjetas llevan una banda magnética que puede ser detectada por los scanner.