Mis experiencias de viajes de placer, negocios, aventuras viajeras por todo el mundo. Una confesión de lo que hago y mis comentarios globales a cerca del mundo en el que vivimos.
Manual de instrucciones

Eso hice. Me  aparté  El coche arrancó a la primera, con precisión Rusa y un sonido ronco.. Dio marcha atrás y lo sacó unos 5 metros de garaje. Lo paró y me empezó e explicar el ritual de cómo arrancarlo y su debido mantenimiento.

-  Le he cambiado el Aceite. Todo está bien, las bujías son nuevas no te van a dar problema “tranquilo vas a manejar sin lío”.

Bueno todos los coches de esa época tenían “Starter” así que empezó por recordarme que, sin esto no arrancaba.  Allí no le llaman el Aire, le dan otro nombre que no recuerdo bien , creo que es ¨el ahogado . Me dijo que por la mañana había que tirar del ahogado para arrancarlo ya que  estaba frío. Pero  ¿qué frío? si hacer un calor insoportable, pero claro el motor no tiene este patrón de temperatura y hay que tratarlo bien para que arranque y así  aportar una mezcla más pura de gasolina, que es lo que le permite trabajar en régimen frío.

-    Como abrir la puerta tiene  su truco y sobre todo no la cierres desde dentro o me vas a tener que llamar. Cierra con la llave siempre desde fuera la puerta del conductor.
-    Normalmente lleva unas ruedas  165 pero yo, para que sean más fáciles de conseguir   los repuestos ,se las he cambiado por unas 185.
-    Pero… ¿Consumirá más?
-    No creo que mucho más, pero el coche agarra mejor y de por sí tiene problemas de adherencia. Con las 185 irás mejor.

El interior había visto días mejores, pero la verdad, todo lo que necesitaba estaba en unos interruptores que se situaban  en al lado derecho  del volante. Parece que no eran los originales. De plástico negro eran  sólidos como el coche.
-    Vamos a la gasolina,  tienes que abrir la tapa trasera del maletero.>/p>

Buscó en el mazo de llaves y sacó una nueva. Con cierta paciencia a la hora de abrir, ya que la cerradura se quedaba loca, consiguió levantar la tapa del maletero; había un depósito de plástico con una goma que conectaba por debajo del coche al carburador, me dijo:
-    El depósito es inventado (1) así que tienes que abrir la tapa y luego desenroscar el tapón del depósito para llenarlo.
-    ¿Y como sé cuando entro en la reserva, Donde está el piloto que me avisa?
 Se partió de la risa.
-    Tienes que abrir el depósito y mirar de vez en cuando. No te olvides o te quedas sin gasolina. Debes llevar una linterna o la luz de un móvil para ver por la noche. No te preocupes, en dos días sabes calcular lo que tienes.

¡Madre del amor hermoso!, que de cosas había que hacer para llevar ese coche. No sé si me iba a acordar de todo. Esto empezaba a preocuparme. ¿Podría adaptarme a esto? Es que el coche te exigía examen continuo.
-    El freno de mano, dijo, funciona perfecto, el coche se queda clavado, con el freno no hace falta meter marcha. Descuida que aquí si que no hay lío.

La verdad es que el freno tenía pinta de ser sólido así que al  probarlo vi que se quedaba clavado  en seco y pensé que esto me iba a dar cierta confianza.
-    La suspensión es  de ballestas así que cuidado en las curvas  por que el coche hace un efecto de flaneo, pero como te dije ,los  185 te ayudaran a controlar más el carro. Pero no hagamos “trajiquismos” mi hermano, que el coche es robusto ya verás que vas a ir súper que bien.

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Learn more

I understand