• 1

Esta aventura loca me ocurrió en un verano de crisis económica. Un amigo me prestó ,en La Habana, un coche Ruso bastante destartalado , con más de 40 años, y estuve todas las vacaciones más pendiente del coche que de mi tiempo libre.

Aun así aprendí buenos valores. Lo gran ventaja que representa tener coche en La mayor de las Antillas, a pesar de los contratiempos de este. Todo fue divertido y la verdad, volvería a repetir la experiencia. Lo he puesto por capítulos pero se puede leer todo de corrido si pulsáis los botones de seguir la lectura debajo de cada post.


Agosto de 2011. He pasado un verano justito de presupuesto así que, en aras a reducir gastos, eliminé el primero y más caro. El coche de alquiler. Un amigo en La Habana me propuso dejar su coche. El  no lo  usaba,  acepté encantado.

–    Lo único dijo- Es que… es un Moscovich.
-    ¿Y qué? - le contesté.
-    ¿Tiene ruedas?  ¿Volante?  Entonces me va a servir.
Esta es la experiencia de 20 días conduciendo un Moscovich por toda La Habana. Me ha pasado de todo… o casi de todo, pero he disfrutado. La vida se ve distinta a través del parabrisas de un Moscovich, sobre todo para los extranjeros (Yumas) que llegamos  a La Habana llenos de comodidades y no terminamos de entender la vida de la isla.
Por motivos obvios, no puedo dar los nombres exactos, pero ellos saben quiénes  son, que  les quiero y les admiro por enfrentarse todos los días a jornadas de autentica supervivencia.
A mis amigos Habaneros, os  lo dedico a todos, con mucho aché. Ahora os  comprendo aún  más.


 

Madrid , 15 de  Agosto 2011,  me dirijo a el Aeropuerto de Madrid  Barajas. Eran las  16:00 cuando comenzamos   el embarque, el vuelo se  retrasa un poco debido, como siempre, a unos indocumentados que habían embarcado las maletas, pero no así mismos.

Antes del despegue, hubo que bajar sus equipajes del avión y eso llevó unos 45 minutos de retraso.  Qué le vamos a hacer. Supongo que el día que pongan sanciones a este tipo de despistes, se acabarán los contratiempos, mientras tanto toca aguantarse. El IB6622 es un   vuelo transcontinental que se  efectúa de día y siempre hay   algo que me motiva. Una hora antes de llegar a Cuba, en primavera y verano, si el avión vuela por su aero ruta habitual, al mirar por la ventana de la izquierda, se puede ver Bahamas. Muchas islas salpicadas de playas con agua color Azul turquesa y tonos verdosos. Siempre me prometo “Tengo que ir a Nassau” pero como está tan sólo a una hora de vuelo de La Habana, siempre pospongo mi visita y  lo dejo para el  viaje siguiente, en fin que  nunca llega el día. Este magnifica vista de playas  de postal, es un espectáculo que solo se puede ver en verano, cuando  el vuelo aterriza a eso de las 21:00 Horas. En invierno se vuela sobre  el archipiélago de Noche y sólo se ven luces. Si tienes la suerte de ir en lado derecho de la nave en  primavera, la puesta del Sol  dura horas ya que el avión  al desplazarse  en sentido opuesto al  movimiento de rotación de la Tierra  viaja hacia el anochecer. El fenómeno de puesta del sol puede llegar, en algunas épocas del año, a ser de unas casi 4 horas, para los  aficionados a la fotografía de crepúsculos   puede ser  todo  un “Master”.
Aterrizamos a las  21:45 cojo un taxi y me dirijo hasta la casa. Se me hace raro. Llevo viniendo muchos años y casi siempre alquilaba coche en el Aeropuerto. Todos me conocen en el alquiler de coches pero es que están por la nubes. Han seguido subiendo sin recordar que hay crisis mundial y en otros países cuestan tres veces menos y son tres veces más nuevos. Cuando se llega a esta formula del 3X3 yo decido prescindir de los servicios. Quizá será por mi formación pero no es aconsejable adquirir algo tres veces más caro y tres veces peor, por que suele dar problemas, así que con toda mi resignación, por que un extranjero sin coche en la habana está frito, me dirijo un poco cabizbajo en taxi hacia la casa.

 

3. Despertar en La Habana.

4.- Presentando a dos desconocidos.

5.-Manual de instrucciones.

6. Rusos Solidez versus diseño.

7. Las Venera.  Sondas Rusas en Venus.

8. Moscovich: estandarte de la automocion Rusa.

9. Día 15 Conociéndonos  en ruta.

10. Día 16 Siguen los problemas.

11. Día 17 Ruedas de balón, ruedas de cámara.

12. Día 18 peración Chancleta o la decisión del caballero del Bushido.

13. Día 19 Más ponchadas.

14. Día 20 El caballito.

15. Dia 21 El mecánico Express.

16. Día 22 El maletero.

17. Día 23 El padrino.

18. Día 24/25  Irene.

19. Día 26 Urgencias.

20. Día 28 sigue la influencia de Irene.

21. día 29 La Mulata de Carlos III.

22. Día 30 Cuando no se puede...

23. Día 31 Sobrinas a la playa.

24 Día  1 de Septiembre. La gran Depedida.

25 Día 2 La entrega.

26 Conclusiones.