• 1

Esta aventura loca me ocurrió en un verano de crisis económica. Un amigo me prestó ,en La Habana, un coche Ruso bastante destartalado , con más de 40 años, y estuve todas las vacaciones más pendiente del coche que de mi tiempo libre.